Virginia Valdivia Torrejón

Querer es poder

Agile, Congresos

Mi cambio radical tras mi primera Agile Coach Camp

Ayer hizo 5 semanas que volví de mi primera Agile Coach Camp y yo misma estoy sorprendida de cuántas cosas han cambiado en mí desde entonces.

Llegué sin tener muy claro a qué iba ni qué esperaba del evento. Mi idea era que iba a aprender sobre ser un buen Agile Coach, función que hoy en día no ejerzo y por el que siento curiosidad.

Para mi sorpresa y después de 5 semanas (donde he podido comprobar este cambio), regresé con mi mente cambiada tanto a nivel personal como profesional.

¿Qué cosas fueron las que produjeron este cambio? Las conversaciones que mantuve durante esos 3 días con grandes profesionales expertos en coaching, nacionales e internacionales. El hecho de que la mitad del aforo sea internacional le da una diversidad cultural que me pareció super enriquecedora. El formato promueve las charlas prácticamente con todos los participantes, dado que éramos no más de 45 personas con las que compartes desayunos, almuerzos, meriendas, cenas y, por qué no decirlo, alguna que otra copa 😉 . Así que dispones de tiempo para hablar con todo el mundo. Gracias al ambiente de confianza, transparencia y confidencialidad que se respira, consigues hablar con total claridad sobre los temas que te preocupan y obtienes ideas geniales para poner en práctica.

El formato de ‘Open Space’ facilitó que fuese a las charlas que más me interesaban en cada slot. Empiezo a pensar que este es el formato que más empieza a gustarme en los congresos.

Siento que muchos de vosotros, como buenos coaches, os disteis cuenta de que tenía más preguntas que respuestas en mi cabeza, de que estaba en un momento de muchas dudas, tanto a nivel personal como profesional. Y como esos grandes coaches que sois, supisteis hacerme las preguntas adecuadas para que yo misma fuese respondiéndome, una a una, a todas las dudas que me rondaban. Muchísimas gracias a todos, no sois conscientes de todo lo que me habéis ayudado.

Definitivamente el mundo está cambiando. El mundo ya no va de ser jefes. Y cambiar esta filosofía jerárquica alguien como yo, que ha trabajado gran parte de su vida en consultoría con filosofía ‘Up or Out’, es muy difícil.

El mundo va de trabajar en equipo, colaborar con tus compañeros, conseguir resultados, adquirir valor con la generación del mejor producto que puedas crear… y todo esto debo empezar a cambiarlo dando ejemplo conmigo misma. Tengo que empezar ayudando a mis equipos a lograr el mejor producto, colaborando con mis compañeros para que sus productos salgan adelante de la mejor forma posible, apoyando a mi compañía (en mi zona de influencia) a conseguir los objetivos que se ha marcado e impulsándome a mí misma para alcanzar mis metas, personales y profesionales.

¡Lo que viene siendo todo un gran reto! ¿Empezamos? 😉

¡Querer es poder!

2 Comentarios

  1. Darse cuenta de las áreas de mejora de uno mismo y de que existe esa posibilidad es una labor de introspección compleja, a la que parece que le has sacado fruto.

    Sé que es algo bastante habitual, pero los equipos no son una posesión (“mis equipos”), de hecho tu eres parte de esos equipos, equipos para y con los que trabajas, la responsabilidad es compartida al igual que las decisiones.

    Como bien has dicho esto ya no va de jefes o de “up or out”.

    Bienvenida al cambio. Buen post!

    • Virginia

      Muchas gracias por tus comentarios Benjamin y por tu puntualización. Ahora que lo dices, llevas toda la razón. Cambiaré a partir de ahora lo de ‘mis equipos’ 😉

Deja un comentario

Tema creado por Anders Norén

A %d blogueros les gusta esto: